Tratamientos para el complejo del tamaño del pene

En Centro Médico Sexológico Dr. Sapetti tratamos todo lo referido con el complejo del tamaño.



En junio del 2001 tuve oportunidad de ser invitado al 15th Congreso Mundial de Sexología (París), en el 2003 al 16th Congreso Mundial de Sexología (La Habana), en 2005 al American Urology Congress (San Antonio, Texas) y me llamó la atención la enorme cantidad de trabajos presentados por colegas de todos los continentes, desde Asia y Africa a Europa y América, donde se tocaba el tema del tamaño del pene y los posibles tratamientos (quirúrgicos, mecánicos o kinésicos) para la elongación o el engrosamiento. También, había trabajos sobre los condicionantes psicológicos de este problema que obsesiona a varones alrededor de todo el mundo, lo que prueba que el complejo del tamaño es universal y hay que prestarle atención ya que muchos lo padecen con gran carga de angustia y baja autoestima.
Destacado 13
Muchos de ellos consideran que el problema les trajo a lo largo de su existencia, las siguientes dificultades:

  • Estar solteros o solos.
  • No poder lograr una buena erección.
  • Ser eyaculadores precoces.
  • No gustar a las mujeres.
  • Estar deprimidos.
  • Haber fracasado en la vida.
  • No poder cambiarse en los vestuarios.
  • No haber debutado.



El caso de Oscar es algo típico como de otros que sostienen "poseer un pene pequeño y, aunque ella no me dice nada, interiormente sé que en nuestros encuentros sexuales no rindo como es debido”.
Destacado 14


La asociación entre el tamaño del pene-virilidad-potencia sexual es una creencia arraigada entre los varones.

No vaya a creerse que este complejo incide solamente en los varones heterosexuales, sino que he podido escuchar en algunos de mis pacientes homosexuales cuánto los inhibía y acomplejaba el tener un miembro muy chico: en sus círculos también se deifica al que la tiene de gran tamaño.
Destacado 15
Destacado 16
Por este tema nos consultan varones de todas las edades, pero pocas veces lo hacen aquellos mayores de 45. Los jóvenes son sensibles a las burlas con respecto a su tamaño. Si a un niño sus compañeros le marcan, en tono de broma, la pequeñez real o presunta de sus genitales, puede quedar traumatizado y convencido de que no es normal. También hay mujeres que los puedan llegar a humillar, conocedoras de que eso es sagrado para ciertos varones, provocándoles una crisis que les cuesta resolver.

Por supuesto que, si se trata de un hipogonadismo, o sea: escaso desarrollo genital por deficiente producción de hormonas (andrógenos), hay que corregirlo precozmente para evitar un insuficiente desarrollo e infertilidad.

La humanidad siempre ha buscado fórmulas para aumentar el tamaño de los genitales y no son pocos los varones que en su afán de tener el pene más grande compran pomadas, cremas y productos que prometen todo tipo de maravillas. Desde inyecciones de colágeno (que suelen deformar el pene) y masajes, hasta bombas de vacío, prótesis externas e internas y cirugía (corte del ligamento suspensorio, injerto de tejido adiposo).

Algunas precisiones médicas:

Se considera un pene patológico cuando, en estado de flacidez, mide menos de 4 cm (algunos lo llaman "micropene"). Los casos donde esto se puede detectar y necesitan ser corregidos con distintas técnicas quirúrgicas son los siguientes:

  • Panículo adiposo prepúbico.
  • Adherencias profundas.
  • Penectomizados (por traumatismos).
  • Raros casos de retracción por la enfermedad de La Peyronie.
  • Circuncisiones mal realizadas.

Algunas prevenciones:

  • Hay que tener cuidado con el corte del ligamento suspensorio del pene que lo único que consigue es desenrollarlo y liberarlo en el estado de flacidez y que puede terminar en fibrosis y mayor retracción.
  • La llamada lipoescultura (injerto de tejido graso en los costados del pene) puede dar lugar a distintos problemas por lo cual es una de las más frecuentes causas de mala praxis en los EE. UU.
  • Con el uso de elongadores: hay unos tensores con los que pueden extenderse hasta un 30 % aproximadamente.
  • Las cirugías de elongación por injertos o prótesis no cuentan con antecedentes serios y controlados.
  • El Viagra, eficaz para el tratamiento de la disfunción eréctil, no trae aparejado un crecimiento del tamaño: el músculo liso cavernoso se dilata con mayor facilidad permitiendo la erección pero no crece en longitud ni en grosor.
Destacado 17
Cuando se convierte en una verdadera obsesión

En los casos en que los varones insisten en el complejo de la pequeñez, puede provocar una impotencia secundaria al evitar acostarse con una mujer por ese motivo, lo que lo transforma en un disfuncional. Él, luego dirá que actúa así porque lo tiene chico y, como una bola de nieve, seguirá acrecentando el problema.

A esta obsesión hay que prestarle asistencia porque incluso puede dar cuadros depresivos, evitativos y con baja autoestima.

Cada individuo, a veces con ayuda terapéutica o con los recursos médicos para elongación con los que contamos, deberá reflexionar y cotejar los datos de la realidad a la vez que buceará en el trasfondo del problema, dejando de observarse de una manera simplista, como un ser cercenado, parcializado, para reconciliarse con su imagen corporal, como un ser único e irrepetible.
Destacado 18

Nos interesa conocer tus consultas y requerimientos, por favor escríbenos al e-mail:

info@sexovida.com